Este tema surge como una necesidad de hablar de toda la gente que da la vida para que vivamos mejor, en un mundo nuevo, libre de opresiones. Hablamos de la gente que luchó y que lucha por ello. El corazón militante es el músculo que nos mueve, que nos da sangre y ganas de cambiar este trozo de tierra en el que nos ha tocado vivir. Es el sistema circulatorio que conecta a las oprimidas del mundo. Nos pone banda sonora para la vida con un bombo y una caja marcando el ritmo de la lucha cotidiana, el compás del movimiento popular. Queremos comentar algunas cosas de la letra y nos gustaría que nos dierais opiniones al respecto.

«Tengo un corazón gigante con un mundo nuevo dentro que no hay pecho que lo aguante». El gran revolucionario Buenaventura Durruti dijo una vez: «Sabemos que no vamos a heredar más que ruinas, porque la burguesía trata de arruinar al mundo en la última fase de su historia. Pero te repito que no nos dan miedo las ruinas, porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones. Ese mundo está creciendo en este instante». Por eso decimos «Tengo un corazón tan grande que cuando late no me deja respirar».

«Más de 1000 infartos, ni un transplante», porque hemos vivido mil derrotas, pero el corazón sigue funcionando. «Bomba de amor y rabia», porque sólo el amor puede hacer que cambie el mundo, pero con la rabia que tenemos como palanca. «A los 5 continentes manda solidaridad» porque la lucha es internacional. «Bomba de relojería» porque va quedando menos para que estalle nuestra paciencia.

Tranquilo con el pueblo, pero se acelera con las injusticias y con la impunidad de los poderosos. Se acelera cuando hay acción, cuando se prenden los molotovs en Atenas o cuando la Guerrilla Musical sube al escenario. Cuando se acuerda de Fidel, que también nos da sangre desde el lugar en que está sembrado, por las venas abiertas de América Latina.

La parte en que el tema cambia de ritmo y escena trayendo una rumba cubana a nuestro estilo quiere ser un homenaje también a la Maza de Silvio Rodríguez. «Qué cosa fuera corazón, una guitarra sin cuerdas, sólo madera». Un homenaje también a la confianza en ese corazón que late por y para las oprimidas, para nosotras, las nadie, las que lo queremos todo.

Letra

Tengo un corazón gigante con un mundo nuevo dentro que no hay pecho que lo aguante. Tengo un corazón tan grande que cuando late no me deja respirar. Bombo caja ritmo permanente de la calle pulso de la gente que no calla. Más de mil infartos ni un transplante. Artefacto inteligente con metralla. Bomba de amor y rabia a los cinco continentes por sus venas manda solidaridad. En cada sístole, en cada diástole, a cada selva llega y a cada ciudad. En cada lucha está presente en cada frente de batalla «tic tac», bomba de relojería una granada siempre a punto de estallar.

No se rinde no se para late con fuerza late con ganas no se rinde, no se cansa.

Tengo un corazón, corazón militante.  
Tengo un corazón que mueve la sangre
de la gente que luchó y que cayó antes que yo
Corazón Rebelde, latido insurgente Corazón,
corazón militante

Tranquilo, cuando con el pueblo está. Calma latido latente consciente sigiloso como una serpiente. Se acelera con las piedras y adoquines que lanzamos contra la impunidad, cuando prenden molotovs en las calles de Atenas, cuando sube al escenario la guerrilla musical. Se acelera y coge cuerda cuando de Fidel se acuerda. Con cada episodio de la lucha obrera explota y palpita como la dinamita «Bam Bam». Bala que manda la adrenalina por las venas abiertas de América Latina, conexión cardiaca con la guerrilla, «bam bam» y con los piqueteros de Argentina.

Si no creyera en este músculo, que más que carne es esperanza, que nos da sangre a las oprimidas del mundo ¿Qué cosa fuera, corazón?¿Qué cosa fuera? si no tuviera confianza una guitarra sin cuerdas, sólo madera, si no llegara sangre a mis venas sólo espectáculo, sólo un segundo nada valdría la pena, pero…

No se rinde no se para Late con fuerza late con ganas no se rinde, no se cansa

Échale un ojo al videoclip si aún no lo has hecho

No olvides seguirnos en redes, suscribirte al canal de Youtube y a la página de Facebook

0 46